El subsecretario del Interior, Juan Francisco Galli, y el director nacional de Orden y Seguridad de Carabineros, general Ricardo Yáñez, entregaron este lunes un balance de lo que fue la conmemoración del primer aniversario del 18 de octubre.

Según detallaron, durante el domingo y madrugada del lunes hubo 580 detenidos, 287 en la región Metropolitana.

Entre los cargos hay 250 por poner en peligro la salud pública, 183 por desórdenes públicos y 95 por saqueos, entre varios otros delitos.

En tanto, se produjeron 107 eventos (57 en la capital), de los cuales 15 fueron saqueos y 8 ataques a cuarteles policiales (6 en la región Metropolitana).

Además, se reportaron 116 carabineros heridos (81 en la capital), de los cuales 18 resultaron heridos con armas de fuego; y 58 vehículos fiscales dañados, 37 en la capital.

Galli defendió labor policial

Al respecto, Galli subrayó que la policía uniformada permitió las manifestaciones sin incidentes. “Todos los chilenos pudieron ver cómo Carabineros procedió frente al legítimo derecho a reunión de los ciudadanos”, señaló.

Pero, agregó que cuando comenzaron los hechos de violencia, “Carabineros procedió confirme a lo que hemos aprendido durante este año. En primero lugar, resguardando los derechos de las personas”.

Por ejemplo, según dijo, “habían graves acciones violentas” a 500 metros de la plaza Baquedano, epicentro de la protesta.

“Tuvimos que ver como se atentó con fuego en contra de la Iglesia de Carabineros y de la iglesia de La Asunción (…) No hay demanda legítima que sea aceptable frente a hechos de tal nivel de violencia”, agregó.

A renglón seguido, indicó que en la noche se reactivaron los incidentes, con saqueos incluidos. “Ahí no hay manifestación alguna y no se puede ser ambiguo con la violencia (…) No hay excusa para la violencia, la condena debe ser absoluta”, aseveró.

Fuente: BioBioChile

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat